social climber

"yo queria ser Sandra Dee y acabe siendo Chachita"

viernes, 28 de febrero de 2014

El fin de Dior como lo conociamos


Hoy se cumple un año de que la casa Dior empezara el proceso oficial para el despido de Galliano y a pesar de haber pasado ya tres años las comparaciones de lo que hoy se presenta en pasarela con lo que nos entregaba John estan más que presentes. 



Justo acaba de llevarse a cabo en París el desfile de Dior A/W 2014 a cargo de Raf Simons y debo confesar que ha sido la menos peor de las colecciones que ha  entregado y esto principalmente porque no se han visto ni los dobladillos chuecos ni los hilos colgando a los que nos tenía "acostumbrados".





No me malentiendan, pocas (muy pocas) prendas fueron de mi total agrado pero intentare ser lo más imparcial posible y dejar el recuerdo (y comparaciones) de Galliano a un lado y sobre todo: ver más allá del "me lo pondría/no me lo pondría" para tener una visión objetiva de la colección.




Hacerlo no es fácil: para muchos  lo que hizo John en Dior es sinónimo de la fantasía y el glamour que asociamos con la palabra "moda", y no es para menos pues dirigió la mansión desde 1997 hasta 2011 y se puede decir que muchos crecimos con sus locuras y su arte y no es fácil desprendernos de los buenos y malos recuerdos que tantas colecciones nos dejaron.



Y si bien 14 años son muchos, no hay que olvidar que Dior es una casa por la que han pasado hasta el momento  seis personalidades distintas y que antes de Galliano fue llevada por Gianfranco Ferré desde 1989 y hasta 1997 y lo hacía con decentes resultados, tenia ya una clientela cautiva y generaba ganancias pero poco importo esto a la Wintour cuando se le ocurrio que era hora de un cambio en Dior y que se necesitaba un toque de locura mismo que John podía  ofrecer y sin más a la elegancia arquitectónica de Ferré le dieron las gracias. 



Pero antes de Gianfranco estuvo Marc Bohan (1958-1989) quien duro poco más de 30 años en la firma y con clientas tan fieles como Carolina de Mónaco quien tras su partida nunca más uso Dior.



Y la lista retrospectiva sigue pues es muy conocido que Marc Bohan fue el sustituto de Yves Saint Laurent a quien despidieron por considerar demasiado avant-garde y poco comercial (percibo una similitud con la historia de Galliano) siendo está una de las decisiones más criticadas dentro de la industria por el posterior éxito tanto monetario como con la crítica y el público que obtuvo en solitario Saint Laurent.



En conclusión: así es el "mundo de la moda" un día te aman y al otro te dan la patada en la cola porque a los inversionistas se les ocurre que quieren cambiar el giro / ampliar su mercado / aumentar su exclusividad o lo que sea que en ese momento crean que les dará más ganancias. Para ejemplo está lo que hicieron en YSL con la llegada de Hedi Slimane quien lo transformo en el infame SLP y que si bien en su momento todos nos desgarramos las vestiduras y agitamos el puño mientras gritamos "blasfemia" al final los números hablaron y la colección (con sus respectivos clones para Zara y demás cadenas fast fashion) fueron un éxito. 



Así pues nos toca "acostumbrarnos" y ver esta colección como la más "Raf Simonesca" que el diseñador ha entregado: los cortes, la silueta y esos horribles accesorios son algo que nunca usaría John y desde ahora podemos ver a Dior como una entidad independiente de Galliano, separar la imagen mental de la casa de moda y el diseñador.




Sinceramente voy a extrañar mucho la opulencia de la era dorada de Dior a cargo de este diseñador, atrás quedaron los vestidos de gala que quitaban el aliento y los de ahora sólo sirven para generar memes y parodias en internet.



Hoy le digo adiós al Dior con el que crecí y trato de asimilar este nuevo híbrido entre Calvin Klein, MMM y las lentejuelas viejas de Chanel.



Al final serán las cifras las que decidan cuanto tiempo se quedará Raf pero el hecho de que se hable más de lo que se puso Rihanna para asistir al FR que de la colección en sí me hacen tener esperanzas de que no dure mucho.




P.S. Estoy muy mal si después de ver tanto los zapatos ya no los encuentro tan espeluznantes (esto lo dice alguien que encontró simpáticos los felpudos de Celine 😬)


1 comentarios:

Anonymous NegrodeMarte ha dicho...

¡Totalmente de acuerdo contigo Trendt! Se ve a mil leguas que es Raf Simons pero no veo por ningún lado a Dior y eso es lamentable.

Yo sé que no se trata de que a los mortales nos guste ó no, yo sé que hay snobs allá afuera que puedan decir: "Pobres, no lo entienden", pero va más allá de eso, no se trata de entender la silueta ó el estilo de Simons, se trata de ver la obra (porque yo si creo que la alta costura es arte) y sentir algo, saber que te estás alimentando al observar, al dejarte envolver por el trabajo y la pasión que alguien ha puesto en el objeto que ahora admiras.

Este "nuevo" Dior, me provoca tristeza, sí, en parte porque se extraña a Galliano (y mucho) pero en realidad es porque no luce como Dior, más allá de la idea preconcebida que podemos tener gracias a previos diseñadores, no logro entender su "nueva" forma, quizá porque no posee una.

Uno lo sabe, no es Dior aunque lleve la etiqueta, aunque se venda en la boutique.
No hay nada que pueda ser interpretado como clásico, no hay nada de belleza exquisita, no hay un estilo definido, no hay limpieza en la manufactura (imperdonable), no hay la locura y el arrebato suficientes, casi podría decirse que no hay pasión (¿Culpemos a Galliano por hacernos adictos a tanta emoción? Quizá.) Se sabe que no es Dior, se sabe que es Raf Simons.

Es cierto que la colección luce limpia, pero sería imperdonable si no. Hay piezas que destacan, cierto, accesorios que no se alejan demasiado de lo que siempre ha existido y parece que es todo.

No creo que estemos aferrados a no entender ó aceptar el cambio y para muestra basta un botón: Nicolas Ghesquière para LV.

Como bien dices, será cuestión de ver cómo hablan los números y qué es lo que sucederá con Dior, pero por lo pronto esto es lo que hay y siempre tendremos la opción de voltear a otro lado, jajaja.

No creo que estés mal al ya no encontrar los zapatos horrendos, sobre todo si lo que te hace mirarlos sin horror es el recuerdo muy lejano de estos Balenciaga: http://www.pinterest.com/pin/172262754469117358/
Que a mi, en lo personal, siempre me han parecido una maravilla.

5 de marzo de 2014, 14:28  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal

,,,,, Web Counter
Free Counter